lunes, 18 de septiembre de 2017

UN PASITO MÁS

UN PASITO MÁS
Por Paco Gallardo


   Eso fue, un pasito más hacia adelante, lo que dimos todos los que pudimos asistir  la mañana de tentadero en casa de Gerardo Ortega. Un pasito humilde pero firme en la concepción del toreo que cada uno lleva dentro.

Tropa de vacas


Espléndida la  mañana de un verano que daba sus últimos coletazos viendo como se le sube a las barbas un temprano otoño.

Esa palabra mágica: Suerte

Y en esa mañana entreverada, salieron tres burracas en su pelaje y muy bravas en su juego. No rehusaron nunca la pelea y nos proporcionaron, a nosotros, unos aficionados que sueñan con el toreo, los caminos de lo que entendemos que es el toreo, al menos para dar un pequeño paso en la certeza de esa gran incertidumbre que es el rito con el toro. 

Los preparativos

Así con sus exigencias y con sus bondades no permitieron errores ni faltas de atención, ni de respeto que no castigaran. Nosotros pagamos los errores cuando no fueron las cosas por el camino que son y ellas, las tres, tampoco regatearon bondad en los terrenos, distancias, alturas, ritmos y suertes que poco a paco van saliendo y que con mucha afición se les fueron proponiendo.

Nuestro Presidente, Félix, apostando por el Arte

Empezó un nuevo ciclo, un nuevo curso por aquello del símil estudiantil, y se nota el bagaje que ya la mayoría llevamos, no deja de ser motivo de estímulo y también de agradecimiento a cuantos nos ayudan.

Sebastián que torea como a el le gusta el toreo, podría ser lo contrario una incongruencia, pero... !eso es tan difícil! 


El comienzo, la primera etapa no ha podido ser más ilusionante y positiva. Esperamos la presencia de cuantos no han podido estar en este primero del año, especialmente a Curro Vega que lo echamos mucho de menos, y no solo en los quites de peligro.

 Ismael elegante no solo en el vestir y poderoso en su toreo, pide retos mayores.

Paco Orador que sigue a pesar de los años concibiendo el toreo como algo cercano y natural.

Por lo demás deseando todos de coger los trastos y trabajar en el largo camino de este misterio, que no deja de subrayar valores, como es la amistad, el respeto y el orden por señalar algunos de los más simples, por no mentar los que realmente son más determinantes por consideración a los que se visten de luces y hacen de este arte el más bello del mundo. A ellos que arriesgan su vida por esta pasión no terminaremos nunca de agradecerles suficientemente lo que hacen.
   
Antonio Palomares un Califa en Huelva


Ángel apostando por el toreo de cercanías y de quietud.

José Ramón firme y seguro pidiendo nuevos retos



El que suscribe deseando volver a repetir.