domingo, 18 de junio de 2017

Gloria eterna a Iván Fandiño

!GLORIA ETERNA A IVÁN FANDIÑO!

Por Paco Gallardo


El Toreo es un homenaje a la Vida y lo realizan unos Héroes


Ha muerto un Torero.

En los tiempos cibernéticos y virtuales en los que vivimos, el ejemplo tangible, desgarrador y rotundo del toreo, protagoniza la antítesis a la versión banal y vaga que nos presentan mucho de los modelos actuales como paradigmas de existencia.

El toreo es una agresión a la mentira. Nos ajetrea y nos convulsa gritando a cada instante que somos mortales, que este ruedo es finito revalorizando la vida.

En veinte minutos, en la lidia de un toro; está concentrada toda la historia material y espiritual del ser humano: Su determinación de inmortalidad. Esgrimir  valores de Dioses siendo mortal.


Por ello la Tauromaquia es un homenaje a la vida y lo realizan unos héroes. Nunca puede ser banal ni folclórica, no lo debemos olvidar, no podemos traicionarnos y ese es el debe de todos los profesionales.

El tributo que pagan los Toreros para poder expresarse y expresar estos valores delante del toro es el mayor posible.

 Los Toreros; unos héroes que deciden viajar el el tiempo y demostrar lo que el hombre viene haciendo desde que existe en la creación: luchar por la vida y querer ser dueño de su destino, aunque ello le lleve a lo que le ocurrió ayer al inmortal de Iván Fandiño.


 Algo muy bello, y para muchos incomprensible  debe de aportar  el destino al echo de ser torero. Vivir en torero. A los que hoy viven así y muchos tendrán que vestirse de luces con un compañero yacente, les deseo toda la suerte y entereza posible y que puedan gritar al mundo que el hombre es el centro del universo y sigan haciéndonos renacer a al resto de los mortales cada día que amanece.

Iván Fandiño descanse en Paz y reciba gloria eterna.